ArtantheCities
ART TRAVEL
& MORE
Follow me

Search

El taller del artista Courbet

El taller del artista de Courbet de 1854 es probablemente la obra más grande que promueve la actividad de un artista en la historia del arte. Y hoy se conserva en uno de mis museos favoritos en París, el Musèe d’Orsay.

El tema del trabajo

Courbet se representa a sí mismo mientras pinta en su estudio. Un estudio que parece casi una cueva. El artista está rodeado por una misteriosa multitud formada por personas todas diferentes entre sí. Las figuras individuales se representan vívidamente, pero colectivamente no tienen sentido.

¿Quiénes son todas estas personas y por qué se reunieron aquí? Courbet escribió una larga descripción de la pintura. Sin embargo, su lenguaje a menudo se ha considerado poco claro y abierto a diversas interpretaciones. Sin embargo, no hay duda de que esta es una de las obras maestras centrales de la pintura del siglo XIX.

El artista escribió que las figuras de la izquierda representan «el mundo de la vida ordinaria: las masas, la miseria, la pobreza, la riqueza, los explotados, los explotadores, los que prosperan con la muerte». A la derecha están «mis amigos, colegas y amantes del arte», aquellos que «prosperan en la vida».

La exposición universal de París de 1855

El trabajo fue creado para la gran Exposición Universal de París de 1855. Sin embargo, fue rechazado por el comité de selección. Luego, Courbet organizó su propia exposición personal en un «Pabellón del realismo» que financió a sus expensas. La exposición de Courbet no ha tenido mucho éxito tanto comercial como críticamente. Pero todavía tiene un lugar importante en la historia del arte. Desafiando la autoridad del mundo del arte institucional, Courbet fue pionera en otros, incluidos los impresionistas.

Aunque Courbet era abiertamente realista, sus pinturas a menudo tienen aspectos simbólicos. Por ejemplo, el estudio del artista de The Courbet tiene un subtítulo bastante confuso: «Una alegoría real que resume siete años de mi vida artística y moral».

El taller del artista Courbet. Los detalles

El artista

En primer plano, el centro sentado mientras pinta es el artista, el propio courbet. Está representado mientras hace un gran gesto de pincel. De hecho, no habría trabajado en su caballete en esta incómoda posición lateral. Sin embargo, probablemente era particularmente narcisista y adoptó la postura para mostrar lo que consideraba su perfil particularmente hermoso. La modelo desnuda detrás de él ha sido interpretada como una encarnación de la verdad. Y el niño que lo mira con admiración fue visto como una alusión a la inocencia.

El hombre leyendo a la derecha

Sentado entre los amigos de Courbet a la derecha hay un hombre leyendo. Es Charles Baudelaire, uno de los principales poetas franceses de la época y también un famoso crítico de arte. Baudelaire conoció a Courbet en 1848 en Brasserie Andler, un lugar de encuentro para artistas e intelectuales. Y así entra en el círculo de Courbet, apodado «El templo del realismo».

Coleccionistas

El propio Courbet describió a la pareja parada frente a Baudelaire y a tiro de piedra del artista sentado como amantes del arte o coleccionistas. Courbet escribe: «una mujer de moda, elegantemente vestida, con su esposo». Ciertamente no han sido identificados, aunque se han hecho varias suposiciones sobre su identidad.

El empresario de la izquierda

Los personajes a la izquierda de la obra según lo declarado por el propio Courbet provienen del mundo de la vida ordinaria. Y así parecería también para el hombre sentado que mira hacia abajo con un sombrero alto en particular. se identifica como el emprendedor. Se han propuesto varias identificaciones para esta figura, incluida la del empresario de pompas fúnebres. Quizás la hipótesis más plausible es que es un retrato del periodista Émile de Girardin, un partidario clave del emperador Napoleón III, a cuyo régimen se opone Courbet.

Napoleón III y los perros

La figura de la izquierda en primer plano sentada con los perros de caza ha sido identificada de manera convincente como el emperador Napoleón III. Nieto de Napoleón Bonaparte, Napoleón III fue elegido presidente de Francia en 1848. Asumió el título de emperador en 1852. En ese momento no era posible criticar abiertamente sus políticas dictatoriales debido a la censura.

Pero Courbet lo hace quizás a través de su trabajo. Entonces decide representar al nuevo emperador disfrazado de cazador furtivo rodeado de sus perros de caza. Napoleón será depuesto en 1870 después de llevar a Francia a una derrota catastrófica en la guerra franco-prusiana, y pondrá fin a su vida en el exilio en Inglaterra.

Champfleury

La descripción de Courbet de este trabajo aparece por primera vez en una carta de 1854 a su amigo Jules Husson. El mismo hombre que está representado en la obra sentado mientras mira al artista en el trabajo, justo detrás de la modelo desnuda. Jules Husson, escribió bajo el seudónimo Champfleury y fue un amigo cercano de Courbet y el principal portavoz literario del realismo.

El taller del artista Courbet. La técnica

La técnica de Courbet como pintor es una expresión directa de su personalidad. Audaz, confiado e indiferente a las convenciones. Usualmente trabajaba rápida y espontáneamente, aplicando la pintura con una espátula. No estaba interesado en detalles precisos o un acabado preciso. El estudio del artista de Courbet fue pintado justo a tiempo para prepararlo para la exposición y gran parte del fondo es muy inexacto en el tratamiento. Al tener más tiempo, Courbet probablemente lo hubiera trabajado más. Tenía poco interés en el dibujo, pero al igual que otros pintores de la época, mantuvo una colección de fotografías de desnudos para usar como material de referencia.

Gustave Courbet. La historia del artista

Courbet ha cambiado el curso del arte francés al aportar una nueva grandeza y seriedad a las escenas de la vida cotidiana y exhibir sus obras fuera de los lugares tradicionales. Courbet nació en Ornans, al este de Francia, en una rica familia de agricultores.

Su pasado ha tenido gran importancia. Aunque trabajó principalmente en París, a menudo representaba temas relacionados con el campo. Se hizo famoso en 1850 cuando exhibió tres pinturas extraordinarias en el Salón de París, en particular Funeral in Ornans, una escena enorme y provocativamente no idealizada de la vida en el campo. Estas obras lo convirtieron inmediatamente en el líder del movimiento realista. Los artistas de este movimiento creían que la vida cotidiana podía proporcionar temas tan serios como los principales temas tradicionales de la historia, la religión y la mitología. Las ideas radicales de Courbet también surgieron en su política.

Cuando Francia fue abrumadoramente derrotada en la guerra franco-prusiana (1870-1871), París fue gobernada durante dos meses por un gobierno revolucionario llamado la Comuna, en la que Courbet era el jefe de la comisión artística. Cuando se abolió la Comuna de París, Courbet fue encarcelado durante seis meses. Temiendo más castigos, se mudó permanentemente a Suiza en 1873. Aquí, además de sus composiciones de figuras ambiciosas, pintó paisajes y retratos. Y murió unos años después, en 1877.

Francia en tiempos de Gustave Courbet

Courbet experimentó un período inestable en la política francesa, con numerosos cambios en los tipos de gobierno. Después del exilio de Napoleón Bonaparte en 1815, la monarquía fue restaurada bajo Luis XVIII. Su sucesor Carlos X escapó cuando su régimen represivo provocó una revolución en julio de 1830. Fue reemplazado por Louis Philippe, cuyo reinado, conocido como la monarquía de julio, duró hasta 1848, cuando hubo otra revolución.

El resultado es un gobierno republicano conocido como la Segunda República, con Louis Napoleón como presidente, y luego emperador como Napoleón III en 1852. Esto inaugura el Segundo Imperio, que dura hasta 1870. Le sigue la Tercera República, que termina cuando Alemania invadió Francia en 1940.

Portada: Gustave Courbet, El taller del artista, 1854-1855, Musée d’Orsay, Paris.